Nuggets de pollo caseros de Txeke

Nuggets de pollo caseros

Clásicos nuggets de pollo, preparados en casa: más sabrosos, sanos y baratos que los comerciales.

25 minutos

Ingredientes

Para dos personas:

- unos 300gr de pechuga de pollo
- unos 60gr de queso tipo Philadelphia
- pan rallado
- harina
- un huevo
- especias al gusto (perejil, ajo, orégano...)
- aceite de oliva

Además de pechuga se puede usar muslo o contramuslo, debidamente deshuesado. También se puede usar pavo.

Para dar un extra de sabor se puede usar queso de sabores: finas hierbas, salmón...

Proceso

Si no hemos comprado el pan rallado, lo hacemos: con unos trozos de pan duro en la picadora a alta velocidad, es conveniente no dejarlo en polvo sino más bien algo grueso. Se pueden añadir especias como perejil y orégano.

Picamos la carne en la picadora, que quede bastante fina. La pasamos a un plato y la mezclamos bien con el queso tipo Philadelphia, un poco de sal y pimienta y las especias que queramos añadir. Hay que trabajar bien la carne para que quede una masa lo más homogénea posible de carne y queso.

Preparamos tres boles o platos hondos con harina, el huevo batido y el pan rallado. Vamos haciendo pequeñas bolas de carne con la ayuda de dos cucharas y las vamos pasando en ese orden: primero por la harina donde aprovechamos a aplastarlas para darles la forma típica del nugget, luego el huevo y por último el pan rallado.

Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén, cuando esté caliente vamos friendo los nuggets, pocos de cada vez para que el aceite no pierda temperatura. Es conveniente usar aceite a temperatura no demasiado alta para que se hagan bien, ya que si está demasiado fuerte se quemará por fuera quedando crudo por dentro. Yo uso un nivel 7 en una cocina de inducción de 9 niveles.

Según se van friendo los vamos sacando a un plato con papel de cocina, para que escurran todo el aceite, y listos para servir.

Especias

Se puede jugar mucho con las especias para darles sabores diferentes a lo habitual. Por ejemplo, añadir perejil y orégano al pan rallado, o cambiar estos por tomillo y romero; a la carne se le puede añadir pimienta rosa, eneldo, o incluso un poco de cayena en polvo para darle un toque picante. También podemos usar quesos con sabores, por ejemplo, uno a las finas hierbas.

Por último, cuando estamos haciendo las bolas de carne podemos poner en medio un poco de queso cheddar, para tener una sabrosa sorpresa al morder el nugget.


Comentarios

Deja un comentario: