Garbanzos guisados con chorizo en olla exprés de Txeke

Garbanzos guisados con chorizo en olla exprés

Un guiso con garbanzos que no es el típico cocido. Se usa olla súper rápida (super express), si se tiene una olla solo express (olla rápida) se debe dar el doble de tiempo de cocción.

15 minutos + 25-40 minutos de cocción

Ingredientes

Para 3-4 personas:

- 400gr de garbanzos
- 400gr de chorizo fresco (no curado)
- punta de jamón serrano, con hueso
- media cebolla
- 5-6 dientes de ajo, y otro diente aparte
- 400gr de tomate natural triturado
- sal, pimienta, laurel, aceite de oliva

Proceso

Los garbanzos deben dejarse la noche anterior a remojo en agua con sal, al menos durante 12 horas.

En la olla súper rápida ponemos agua para cubrir justos los garbanzos, el chorizo, el jamón con hueso y los 5-6 dientes de ajo enteros pelados. Ponemos a fuego y cuando rompa a hervir quitamos la espuma superficial y añadimos los garbanzos (los garbanzos siempre se añaden a agua ya caliente, nunca fría). Cerramos la olla y desde que alcanza la presión cocemos durante 20 minutos (el doble si es solo olla express).

Pasados los 20 minutos la apartamos del fuego para que reduzca la presión lentamente. Mientras tanto, en otra olla normal ponemos un chorrito de aceite y sofreímos la cebolla picada fina junto con el diente de ajo que habíamos reservado, picado también muy fino. Añadimos el tomate natural triturado y dejamos que se haga sofrito durante 10-15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

Cuando ya se pueda abrir la olla a presión, retiramos el jamón y hueso y los ajos; sacamos el chorizo y lo cortamos en rodajas finas; con ayuda de una espumadera echamos los garbanzos a la olla donde está haciéndose el sofrito, añadimos el chorizo en rodajas y dos o tres cazos del caldo de cocción de los garbanzos.

Reservamos la olla con el caldo de cocción, mientras llevamos a hervor la olla con el sofrito, garbanzos y chorizo y dejamos cocer tapado, removiendo de vez en cuando, durante otros 15 minutos. Hay que controlar para que no se queden demasiado secos, si vemos que se espesa mucho la salsa añadimos otro cazo del caldo de cocción que hemos reservado. De esta forma podemos controlar cómo de espeso o caldoso queremos el guiso.

Tras la cocción, están listos para servir bien calientes. También podemos hacer buena cantidad y, una vez fríos, congelar para otro momento.


Comentarios

Deja un comentario: