Fideuá rápida de atún y gambas de Txeke

Fideuá rápida de atún y gambas

Dicen que la fideuá fue invento de un marinero cocinero que, en vista de que el capitán comía arroz por toneles, decidió cambiar el arroz por fideo para ver si así quedaba más para los marineros rasos. Otros dicen que fue un restaurante que, al quedarse sin arroz, decidió usar lo más parecido que encontró. En cualquier caso, la fideuá es un plato típico mediterráneo desde Málaga hasta Castellón. En este caso, he preparado una fideuá rápida y sencilla con atún y gambas.

40 minutos

Ingredientes

Para dos personas:

- Un vaso escaso de fideo fino (número 0)
- Tres latas de atún en aceite de oliva
- Unos 150gr de gambas peladas
- 100-150gr de tomate triturado natural
- Medio pimiento rojo
- Media cebolla
- Dos dientes de ajo
- Pimentón
- Caldo de carne o pescado, o agua y pastilla de concentrado

Para el ali-oli opcional:
- Dos o tres dientes de ajo
- Aceite de oliva

Proceso

Primero picamos el pimiento, la cebolla y los ajos, para tenerlo todo a mano.

Ponemos a calentar un buen chorro de aceite de oliva en una sartén amplia y profunda, y freímos rápidamente las gambas, en cuanto cojan color las sacamos y reservamos.

En el mismo aceite añadimos la cebolla, rehogamos un poco y añadimos el pimiento y dejamos que se vaya pochando todo a fuego medio. Como hacia la mitad, añadimos los ajos bien picados.

Cuando esté la cebolla transparente y el pimiento algo hecho, añadimos el atún después de escurrir el aceite de las latas. Damos unas vueltas y añadimos el tomate triturado. Mezclamos bien todo y lo dejamos hacer durante unos 15-20 minutos a fuego medio-bajo, que se vaya haciendo poco a poco.

Ponemos a precalentar el horno: 150ºC y resistencia por arriba.

Cuando el tomate esté en el punto que nos gusta añadimos los fideos y, subiendo un poco el fuego, los refreímos un par de minutos, tras lo que añadimos el caldo o el agua (más pastilla de concentrado) caliente, una cucharada colmada de pimentón, removemos y dejamos hacer bajando el fuego a medio-bajo. Inicialmente conviene echar sólo medio vaso de agua, y si vemos que va pidiendo más vamos añadiendo. En este momento añadimos las gambas que habíamos dejado reservadas.

Cuando el fideo esté en su punto, al dente, y antes de que se evapore todo el agua, apartamos del fuego y metemos la sartén en el horno, bastante cerca de la resistencia superior, para gratinar la fideuá. Si la sartén no es de mango desmontable, se puede meter en el horno dejando la puerta abierta y el mango fuera del horno.

Dejamos en el horno unos minutos, observando hasta que la capa de arriba quede gratinada sin llegar a ponerse dura, lo sacamos, dejamos reposar unos minutos y listo para servir.

Ali-oli

En la zona sur es habitual acompañar las fideuás de pescado con un poco de ali-oli, si queremos hacerlo a lo tradicional, sin huevo (sino sería una mayonesa con ajo), el proceso es sencillo:

Picamos bien menudo el ajo, y lo majamos bien en un mortero. Entonces vamos añadiendo el aceite poquito a poco constantemente, sin dejar de majar y mezclar en el mortero, hasta lograr una emulsión de la consistencia deseada.

Se suele servir en una salsera o taza para que cada uno se sirva al gusto.


Comentarios

Deja un comentario: